¿Con qué frecuencia escuchas tu corazón?

“Tu deber es descubrir tu mundo y después… entrégate con todo tu corazón” Buda.

Has escuchado a tu corazón últimamente?

Cuando quieras realizar un deseo, una meta u objetivo escucha siempre a tu corazón, conéctalo con la razón para que sepas porque deseas hacerlo, para qué, cual es el fin que tienes, es el escalón para algo más grande? Es ecológico para tus planes de tu vida?

El corazón te habla a través de la intuición, el idioma del alma, ese impacto o sensación que sientes, es esa voz interior que te  dice “hazlo o  detente o cuidado o no te rindas”.

Sucede con más frecuencia de lo que nos damos cuenta, llegan a nuestra mente muy rápido  y ante cualquier deseo o inquietud damos cabida a los llamados “saboteadores” (los solemos confundir con la razón ) estos sí que nos dan dolores de cabeza y nos impiden proseguir, no nos dejan siquiera pensar, son los miedos, las dudas, el mañana lo hago, el  yo no puedo, o yo siempre lo hago así (aunque no funcione), es la generalización ,es abandonar una meta más, o decir es que no tengo dinero,  no tengo tiempo, es que si yo pudiera, tengo mucho trabajo etc. y nos quedamos girando en un torbellino sin fin de lamentos y auto-trabas.

Afortunadamente la mayoría de los problemas que los seres humanos enfrentamos no son tan graves  y relativamente se  pueden solucionar, razón por la cual es cuestión de actitud el salir adelante, evitar nuestras propias situaciones limitadoras, perder el temor al éxito, darse nuevas oportunidades, en otras palabras evitar complicarnos la vida.

Analizar y dar la dimensión correcta que tienen las situaciones, responsabilizarnos de nuestros actos, concentrarnos en nuestro proyecto, enfrentar para vencer los miedos que generalmente son imaginarios, tomar acciones concretas, desapegarnos del pasado, evitar  buscar ser aprobados, etc,  son algunas de las medidas que podemos controlar por nosotros mismos para lograr lo que planeamos y tener una actitud más segura de sí mismos y con resultados  más exitosos.

Ojala escucháramos a diario nuestra  intuición, ella es esencial en nuestra vida personal y empresarial, piensa por unos instantes cuando la has escuchado y le has “hecho caso” que ha pasado?  Igualmente piensa, que ha pasado cuando la razón o tu deseo ha primado e hiciste lo contrario?

Practica el aprender a  escuchar a la intuición en la meditación diaria o en tus charlas con Dios, ella siempre está presente deseando hablarte, escúchala y veras el éxito y la felicidad más cerca de ti cada día.

Necesitas ayuda? Yo te puedo ayudar, llama ahora y agendamos una cita de reconocimiento sin costo alguno.