Obstáculos emocionales (VIII): Gestionando Emociones

“Si cambias tu pensamiento, cambias tus emociones. Si cambias tus emociones, cambias tu actitud. Si cambias tu actitud, cambias tu vida. Si cambias tu vida, cambias tu destino”. – Stephen Crane.

Gestionando emociones.

Hola, ¿hiciste el ejercicio de buscar o reconocer a tu(s) obstáculo(s)? ¿Que descubriste? ¿Cómo te sentiste? ¿Te gustaría erradicarlo de tu entorno? ¿Qué crees puedes hacer?

Todos los tenemos y aparecen ante nuestros miedos, nuestras dudas, inseguridades, disculpas internas, siempre están al acecho solo que cambian de máscara según la ocasión, como tu propia sombra… van detrás de ti y pueden atraparte, ¡si tú los dejas!

Como cada cual tiene sus propios obstáculos es que no podemos tachar a otros de culpables, (solamente los niños no son realmente culpables cuando son chantajeados por el miedo al dolor, al castigo, a la vergüenza propia o ajena ) y si alguien se apoya en tu miedo para que no avances es porque le has dado poder sobre ti, por tu propia debilidad o miedo ,si investigas dentro de ti y analizas, esta persona tiene sus propios obstáculos que le llevan a no querer que tú avances, (miedo a la soledad, a dar el paso necesario, a sentirte incapaz, a que te vayas de su lado, etc.).

Los obstáculos internos  están tan arraigados en nosotros que le llamamos “disculpa”,  los volvemos de “bolsillo” y podemos cargarlos permanentemente según la ocasión, así nos libramos aparentemente de sentir la responsabilidad que nos corresponde, sin embargo nos van complicando la vida, nos la complican de tal modo que con el tiempo es que generalmente caemos en cuenta del daño que nos hicimos, o lo que perdimos, lo que dejamos de hacer y allí aparecen entonces las “Disculpas”: si hubiera… porque… etc.

Estos obstáculos internos se escudan en los sentimientos y emociones que nos despierta el hecho en sí mismo, siendo el más recurrente y que generalmente no admitimos, el miedo.

Miedo a la soledad, a lo desconocido, a nuestra intolerancia, a nuestra inoperancia, a nuestra debilidad, a no saber qué hacer o decir, a enfrentar, al que dirán, al futuro incierto, a triunfar, al dinero, al riesgo, etc. etc.

Estos obstáculos nos impiden ser y demostrarnos lo que somos, lo que anhelamos, a dar el paso deseado, a buscar nuestra libertad incluso a pasar por encima de nuestros propios valores.

Gestionando emociones puedes bloquear los obstáculos, pues facilita abrir la mente a la situación planteada, a reconocer el entorno,  trabajar capacidades y habilidades, dar los pasos necesarios para la acción adecuada que necesitas realizar: si hay que cambiar: se cambia; si toca hablar: se habla; si hay que buscar: se busca; y así sucesivamente, en otras palabras elevaras el nivel de conciencia al visualizar tanto las ventajas como las desventajas de lo que sucedería si te abstienes de dar el paso deseado, saldrás sin miedo de tu zona de confort donde seguramente te sientes aunque incómodo/a, en confianza, como en casa.

Sorpréndete ¡Domina tu obstáculo, realiza lo que siempre deseaste! ¡tú sí puedes! Estoy capacitada para ayudarte a gestionarlos. Llama ya haremos una primera cita sin costo para ti.